Manuel Antonio (Costa Rica)

El Parque Nacional Manuel Antonio se encuentra en la costa pacífica central de Costa Rica, a unos 157 km al sur de la ciudad de San José y a 7 km de la ciudad de Quepos. Desde el 15 de noviembre de 1972 es Parque Nacional, con una extensión terrestre de 1.983 hectáreas y marina de 55.000 hectáreas, dedicadas a la educación ambiental, actividades como la agricultura, la ganadería y un alto desarrollo turístico. Parte del bosque se encuentra en proceso de regeneración ya que en el pasado fue objeto de una extracción selectiva de árboles maderable.


 icon-resize-horizontal Distancia: 8,8 km   |  icon-tachometer  Duración:  4 horas   |   Estación recomendada: Todas

icon-external-link-square Señalización: Buena  |   icon-repeat  Ruta circular: No    Dificultad: Fácil |  Más info: pdf

  Coordenadas para iniciar la ruta: 10.302756, -84.795402 |  icon-cloud-upload  Descargar ruta: wikiloc


Está perfectamente conservado y está muy bien señalizado, con pasarelas de madera en algunas zonas para facilitar el paso de la gente, no están permitidos los animales domésticos ni la música, tiene baños y duchas públicos y sólo cuenta con una papelera a la entrada para evitar que los animales rebusquen. La temperatura media anual es de 27°C y la mínima de 20°C. Los meses secos son enero, febrero y marzo; los más lluviosos son agosto, setiembre y octubre.
Cuenta con uno de los paisajes más impresionantes del mundo, con múltiples playas de arenas blancas y exuberantes follajes en medio de grandes montañas y bosques húmedos tropicales que llegan hasta las playas. También tiene una gran biodiversidad terrestre y marina con maravillosos arrecifes de coral.

Manuel Antonio

Protege zonas de bosque primario, bosque secundario, manglar, vegetación de playa, hábitats marinos, islas y una laguna de 14 hectáreas. La flora más características dentro del bosque primario son el guácimo colorado, el pilón, el cedro maría, el guapinol blanco, el surá, el guapinol negro, árbol maderable en peligro de extinción, el lechoso, el cenízaro y la ceiba.

Entre la fauna más sobresaliente, encontramos el mapache, el pizote (coati), la guatuza, el perezoso de dos dedos y el de tres dedos, el mono cara blanca, felinos de considerable tamaño y el mono tití, subespecie endémica del parque y que se encuentra en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat y su utilización como mascota. En el área es frecuente observar especies de aves como el tucancillo, el pelicano, el guaco, el gavilán pescador, el martín pescador y el chirín coca. Es posible observar iguanas, garrobos, serpientes e infinidad de insectos.

También podremos encontrarnos monos capuchinos los cuales llegan hasta las playas en busca de alimento, igual que los astutos Mapaches que aunque entierres tus pertenecías ellos rápidamente las desentierran. La verdad es que son unos animales muy listos y confiados, con lo cual no es difícil fotografiarlos.
La fauna marina es exuberante y en ella conviven la morena, ballenas jorobadas, rayas, pez ángel, erizos y estrellas de mar.

En un principio no teníamos pensado ver el parque Manuel Antonio, pero finalmente nos dio tiempo a ver a primera hora de la mañana el de ballenas jorobadas con la empresa Planet Dolphin Pacific (necesario reservar), y al mediodía el Parque Manuel Antonio.

Precios:
Nacionales o residentes: $3
Extranjeros: $16
Niños menores de 12 años: Entrada gratuita.

Horario: 7:00 a 16:00 de martes a domingo. Cerrado los lunes desde el 1 de julio al 30 de noviembre.

El agua está buenísima como para pasarse todo el día allí sumergido. La playa Manuel Antonio, fue en la que más tiempo estuvimos ya que fue donde nos encontramos con los Mapaches.
Después nos dirigimos sendero arriba, hacia la Playa Puerto Escondido, igualmente de bonita pero sin tanta masificación. De camino nos encontramos, cangrejos «Gecarcinus quadratus», saltamontes, un pequeño lagarto que parecía prehistórico y un curioso bebé de venado acompañado por su madre, que nos observaba desde la frondosidad de los árboles y sin hacer ruido. Continuamos el sendero hasta un pequeño mirador desde el cual podremos disfrutar del paisaje costero más bello de este Parque Nacional.

Parque Nacional Manuel Antonio (Costa Rica)

 

Datos a tener en cuenta en Costa Rica:

  • Ojo! Al salir de Costa Rica nos cobrarán en el aeropuerto 29$ de impuestos por persona, salvo que se haga cargo nuestra compañía aérea.
  • Los cálculos de tiempo que pueda dar un navegador o Google Maps sin exagerar deberemos multiplicarlos por dos, debido a algunas zonas no pavimentadas o atascos.
  • Aceptan dólares en todo el país, pero es preferible pagar con colones, ya que con dólares redondean un poco para ellos.
  • Los enchufes en Costa Rica son especiales, nosotros compramos uno en un supermercado por 1 dólar, pero todo depende de en qué zona estéis.
  • En Tortuguero no se puede pagar con tarjeta, hay que llevar dinero en efectivo. En caso de no llevarlo se puede comprar en el supermercado “La Tortuga”, pero te cobran un 10% en intereses.
  • Por la experiencia que tuvimos nosotros, es muy recomendable hacer los Tours o Actividades a primera hora de la mañana (7:00 am), ya que a partir de las 12:00 suele llover, y más en época de lluvia.
  • En Costa Rica amanece sobre las 5:00 y anochece sobre las 18:00.
  • Las calles en Costa Rica no tienen nombre como en España, más o menos describen lo que tienen próximo haciendo muy difícil o imposible la búsqueda exacta con un navegador simple. Nosotros utilizamos Google Maps en zona con WiFi para cargar la ruta y lo dejábamos en caché al no poder disponer de datos móviles.
  • Es aconsejable llevar crema solar y un buen repelente de insectos. Nosotros compramos Pyramid Repel 100 y nos resultó perfecto.
  • El calzado en algunas zonas como Cerro Chato debido al fango tiene que ser bota de goma hasta la rodilla, en otras zonas una buena bota de senderismo es suficiente.
  • El poncho también te puede salvar de un buen constipado.
  • Si no vais con guía, ojos bien abiertos porque hay animales venenosos como la serpiente terciopelo o viuda negra entre otros (nosotros coincidimos con ella el primer día).
  • Aunque no contratéis en todas las rutas un guía, en alguna es aconsejable, ya que muchos animales pasan desapercibidos sin la ayuda de un profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website