Lagunas de Villouso (Burbia)

La ruta de las Lagunas de Villouso, comienza en el pequeño pueblo Leonés de Burbia. La mejor zona para dejar el coche aparcado mientras se hace la ruta es una zona de castaños, que se encuentra al final del pueblo por un camino de piedras, así quedará todo el día a la sombra de los árboles.


 icon-resize-horizontal Distancia: 16,2 km   |  icon-tachometer  Duración:  5 horas y media   |   Estación recomendada: Todas

icon-external-link-square Señalización: Buena |   icon-repeat  Ruta circular: Si    Dificultad: Difícil |  icon-paperclipMás info: pdf

  Coordenadas para iniciar la ruta: 42.794777, -6.7803090 |  icon-cloud-upload  Descargar ruta: wikiloc


Comenzamos esta ruta en un terreno llano y poco arbolado, a medida que vamos avanzando  el camino se va tornando con un poco más de ascenso, y en un par de kilómetros empiezan los árboles a protegernos con su sombra, aunque ello conlleva otro tipo de agobio en esta época del año, pues los mosquitos y moscas buscan también el frescor de la sombra,  así que no estaría de más llevarse un buen repelente en época de verano, ya que según preguntamos a la gente de la zona los hay todos los años y suelen ponerse muy pesados en algunas horas del día.

El sendero era casi todo de piedras, subiendo hacia el camino de los Lagos nos topamos con la «Cascada El Pozón», y uno poco más adelante un artesanal puente de madera para ayudarnos a cruzar el río, aunque en época de verano se cruza perfectamente por abajo al no tener apenas caudal de agua. Desde aquí la subida se vuelve bastante más acusada, nos adentramos en un bosque con más sombra y un poco más de viento fresco, que agradecemos en días de calor como el que nos ha tocado.

Esta  zona de sombra nos acompañará un buen trecho hasta llegar a un claro conocido como «O Corral de Villouso», desde dónde tendremos una pequeña panorámica de las montañas.

Seguimos sendero arriba, un poco cubierto por helechos y volvemos a entrar en otro pequeño bosque hasta llegar al «Refugio de Acebalín», bastante bien acondicionado para cualquier apuro o contratiempo.

Continuamos subiendo una vez más, pero esta vez a pleno sol entre matorrales bajos y piedras de distinto tamaños. Esta parte final se sube por las grandes rocas que se encuentran antes de poder ver una de la Lagunas de Villouso. Una vez arriba ya se ve la Laguna, en los meses de verano podemos apreciar su escasez de agua que deja al descubierto las verdes algas que se encuentran en su fondo, las otras tres Lagunas también están con muy bajo nivel de agua, aunque después del esfuerzo esperamos encontrarnos con más nivel de agua, vale la pena subir hasta arriba del todo para contemplar el bonito paisaje, la increíble  vegetación y para pasar un rato agradable.

La vuelta la realizaremos sobre nuestros mismos pasos, ya que esta ruta es lineal, el descenso será mucho más rápido ya que prácticamente es todo bajada hasta llegar al coche.

Lagunas de Villouso (Burbia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website