Ruta do Cantábrico Ortegal (Cariño)

Se encuentra en el municipio de Cariño, un fantástico lugar de gran tradición pesquera y conservera de la costa norte de la provincia A Coruña. Sin duda, la ruta de peregrinaje más emblemática de Cariño es el camino de los Romeros de San Xiao. Nosotros decidimos hacer una ruta circular que comunica Cariño con tres puntos destacados, la ermita de San Xiao de Trebo, el faro de Ortegal y el monte Faroleiro.


 icon-resize-horizontal Distancia: 13 km   |  icon-tachometer  Duración:  4 horas  |   Estación recomendada: todas

icon-external-link-square Señalización: Mala* |   icon-repeat  Ruta circular: Si  |    Dificultad: Moderada  |  Niños: Si

Más info: pdf  |  Coordenadas ruta: 43.740326, -7.869161 |  icon-cloud-upload  Descargar ruta: wikiloc

*Parte de la ruta está sin señalizar, es recomendable llevar GPS.


La senda atraviesa hermosos parajes rodeados de bosques de laureles, robles, fresnos, sauces, pinos… pero lamentablemente el eucalipto es el árbol que más predomina en esta zona.

La ruta comienza justo en el ayuntamiento de Cariño, donde empezaremos a subir la calle San Bartolomeu muy limpia y con sus típicas casas de planta baja, hasta llegar al mirador do Pósito. Continuaremos ascendiendo por asfalto hasta llegar al mirador de Punta Gabeira justo donde comienza el Camino Natural “Ruta do Cantábrico”. A partir de aquí se acaba el asfalto y nos adentramos en el bosque por una pasarela de madera hasta llegar a la ermita de San Xiao de Trebo.

Una vez aquí, bordearemos todo el acantilado por monte bajo hasta llegar al faro de Ortegal, una Zona de Especial Consevación de la Costa Ártabra incluida en la Red Natura 2000, donde podremos ver la ría de Ortigueira, la sierra de A Capelada con los acantilados costeros más altos de Europa, los Tres Aguillóns, la Cova das Figueiras y la Illa Malveira.

El Cabo Ortegal se encuentra en el kilómetro 0, y se le llama así debido a que es límite natural entre el mar Cantábrico y el océano Atlántico. Cuenta con las rocas más antiguas de la Península Ibérica debido a la presencia de granito negro.

Con algo de fortuna podremos encontrarnos algún gaiteiro tocando, nosotros tuvimos la suerte de disfrutarlo, y sinceramente no hay nada que pueda describir ese momento con el sonido del mar de fondo acompañado con un instrumento que nos recuerda nuestra propia alma gallega.

Damos vuelta unos 300 metros por nuestros mismos pasos hasta llegar a un desvío a la derecha por donde continuaremos ascendiendo por un camino empedrado rodeado de eucaliptos hasta llegar al monte Faroleiro desde donde podremos disfrutar de unas impresionantes vistas de toda la ría de Ortigueira.

Finalmente continuamos unos 6 km esta vez casi todo cuesta abajo hasta llegar de nuevo a Cariño.

Se trata de una ruta moderada debido a los continuos desniveles en algunos caminos empedrados que dificultan el trayecto. Se puede realizar con niños, pero algunas zonas con pendiente quizás se les hagan algo duras. Es recomendable llevar botas de senderismo para evitar torceduras y bastón para no cargar demasiado la espalda. Y es imprescindible llevar agua ya que os hará falta para hidrataros por el camino.

Ruta do Cantábrico Ortegal  (Cariño)